15 septiembre 2014

Ya no existe la privacidad con las redes sociales

La esfera de la privacidad se ha visto reducida en las últimas décadas por la irrupción de las redes sociales. El éxito de estas plataformas y el uso diario por parte de los jóvenes suscitan un sinfín de dudas. La primera: ¿Qué tengo que hacer para protegerme cuando navego por Facebook?

La respuesta trató ayer de darla la propia empresa —en colaboración con Fundetec— en un entorno no precisamente digital, sino más bien todo lo contrario. Así, las firmas trasladaron a un entorno tradicional su "programa de educación para padres en el uso de redes sociales".

Una iniciativa que se traduce en "salir a la calle y hablar con esos padres que precisamente están en un sitio como es el mercado", tal y como explicó Natalia Basterrechea, directora de Asuntos Públicos de Facebook en España.

May Escobar, directora de innovación de Fundetec (Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad) lanzó unos datos obtenidos mediante encuestas a familias valencianas que arrojan luz sobre la penetración de las nuevas tecnologías entre las personas de menor edad. El 90% de los jóvenes utiliza una red social y el 66% de los padres cree que sus hijos utilizan las redes de manera segura.

Dentro de las preocupaciones más destacadas por los encuestados se encuentra la de que los jóvenes añadan a desconocidos o compartan información privada en forma de fotos o vídeos en su "muro", es decir, en sus perfiles de redes sociales.

Junto a las recomendaciones básicas para que los usuarios naveguen en un entorno seguro, se trataron otros temas de mayor envergadura como es el del acoso en las redes, un fenómeno en auge que puede acarrear consecuencias dramáticas. Por este motivo, Facebook ha creado una herramienta llamada "centro para la prevención del acoso", una opción que se añade a otras más veteranas como la del botón de "denunciar" en caso de que se detecte contenido ofensivo en la red.

Pero más que dirigido a los niños que "saben protegerse", la acción iba destinada a formar a los padres, puesto que "el buen o mal uso que hagan los menores de la tecnología va a depender mucho de los valores que los padres y las madres seamos capaces de transmitirles", apuntó la concejala de Empleo e Innovación del Ayuntamiento de Valencia, Beatriz Simón.

Y, como sentenció Basterrechea, "lo mismo que se mantenía antes una conversación offline sobre cómo montar en bici, hoy hay que hablar sobre cómo protegerse en las redes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario