04 febrero 2016

Sergio Ramos es gitano

El clásico de la Liga bien podría denominarse el clásico del planeta, dada la incontestable jerarquía de sus protagonistas. Tres de los jugadores que saltarán al Bernabéu mañana son los finalistas del Balón de Oro 2011 y tanto José Mourinho como Pep Guardiola están nominados, junto a Alex Ferguson, al título de mejor entrenador del año, en función de las votaciones de seleccionadores, capitanes y periodistas que supervisan la FIFA y la revista France Football, creadora del galardón. 

Con la intención de ser más precisos en los roles y las posiciones, la opinión de cuatro especialistas en fútbol internacional para escoger a los mejores en cada demarcación, a partir de un dibujo en común entre Madrid y Barcelona, un 4-3-3. Se trata de Axel Torres (Gol TV), David Ruiz (Marca), Rubén Fernández (Eurosport) y Miguel A. Herguedas. El criterio no sólo ha sido la jerarquía, también el estado de forma actual. Las valoraciones son subjetivas, ya que no existe un baremo oficial de puntuaciones puesto por puesto. El resultado concede la titularidad en un supuesto once mundial a nueve actores del clásico (Casillas, Alves, Piqué, Marcelo, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Messi y Cristiano). Seis de ellos figuraban ya en la formación ideal de la FIFA, en 2010.

1 Casillas, talento innato; Valdés, una progresión estajanovista.

La especificidad del puesto de portero sí permite clasificaciones individuales más objetivas, en función de los partidos disputados y los goles. Lo hace la Federación de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS), que otorgó a Casillas el último premio como mejor arquero del mundo. Es más, el madridista es segundo tras Gianluigi Buffon, con 193 puntos por 209 del italiano, en la carrera por ser considerado el portero del último cuarto de siglo. Desde criterios que no tienen que ver con los números tampoco hay dudas de su supremacia. Cerca del talento, prácticamente innato, de Casillas se ha situado Víctor Valdés, ganador de los últimos Zamora como el menos goleado de la Liga, debido a un trabajo estajanovista. Es un portero tallado a la medida del Barcelona, un intérprete más de su juego, por lo que es difícil aislar sus excelentes números de la eficacia y perfección de su equipo. Casillas, en cambio, ha sostenido a un Madrid mucho más heterogéneo en los últimos años. Valdés aparece tercero en este podio, por detrás de un guardameta destacado por todos los consultados, el internacional francés del Olympique de Marsella Hugo Lloris.

2 Marcelo asciende imparable y Sergio Ramos se reconvierte.

La pareja ideal de centrales en la que pensaba Guardiola para el futuro era la formada por Piqué y Thiago Silva, del Milan. El brasileño es posiblemente el central más en forma en la actualidad, un puesto en el que progresa Sergio Ramos, aunque a la espera de pruebas más duras, como la que propone el clásico frente a delanteros que no le van a dar referencias, sean Messi o Cesc. Tiene todas las cualidades en un puesto que exige concentración los 90 minutos y sentido del equilibrio. En esas facetas es en las que habrá que examinarlo en el futuro. Piqué es, pese a un inicio de temporada algo irregular, otra primera elección, por delante de Pepe, mientras pierde su lugar Puyol, casi inédito. Laterales a la brasileña en ambas bandas, ofensivos, y a los que siempre se escruta en el rol defensivo. Destaca el ascenso de Marcelo, de ausente en el Mundial a un primer puesto mundial.

3 El compás de 'La Roja' crea tendencia en el centro del campo.

Xavi e Iniesta no se discuten, ninguno de los consultados lo ha hecho. El debate aparece con respecto a la supremacía en el puesto de Xabi Alonso, aunque el mediocentro se encuentra en el mejor momento de su carrera, maduro y autoritario en el ombligo del Madrid, muy por delante de Schweinsteiger, intermitente por las lesiones, del delicioso crepúsculo de Pirlo en la Juventus, del despligeue de Yayá Touré en el Manchester City, pese a la eliminación en Champions, o de la precisión de Busquets. Silva, Sneijder o Cesc, aunque su posición actual en el Barcelona haya cambiado, encuentran más protagonismo que Özil, irregular. La posición de los volantes admite muchas combinaciones, como la presencia ocasional del croata Modric o del propio Schweinsteiger, pero a imitación de España.

4 Cristiano en su sitio y Messi en banda, quizá como en Madrid.

Puede resultar sorprendente observar a Messi en el costado derecho, pero es muy posible que evolucione a partir de ese dibujo en el clásico, si Guardiola opta por Cesc como falso delantero centro para explorar el callejón del 9. En cualquier posición del ataque, no obstante, sería líder este indiscutible número uno, que camina hacia su tercer Balón de Oro. Pese al buen momento de Higuaín y Benzema, su alternancia no les consolida en el podio, dominado por el holandés Robin Van Persie, en un excepcional momento en el Arsenal. Asoma Neymar en la izquierda y Mario Gómez, Ribéry y Robben, pese a sus lesiones, constatan la pujanza del Bayern Munich, la tercera vía tal y como queda la Champions. El Barcelona tiene cinco jugadores en el once por cuatro del Madrid y ambos equipos suman siete en todos los podios. A continuación se sitúa el Bayern, con seis. España posee nueve jugadores entre los tres primeros, por cinco brasileños y cuatro del rival al que ganó en la Eurocopa y que quiere cambiar el statu quo. Todas las alternativas al poder de nuestro fútbol llegan del mismo lugar: Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario