30 julio 2015

Al Real Madrid no le meten un gol

Que al Real Madrid no le metan un gol es noticia de primera página. En Zaragoza se cumplió el milagro. Casillas terminó el partido imbatido y eso, en el atormentado Madrid del año 2000, es mucho. Más que nada, porque los resultados reflejan la fragilidad de una portería que los enemigos deben ver tan grande como una piscina olímpica. Parece impensable que los blancos puedan cimentar sus éxitos desde la seguridad de su franja defensiva. Al contrario. Su defensa no tiene defensa.

Lejos de resultar una afirmación caprichosa, los números revelan la cruda realidad de uno de los equipos más endebles a la hora de proteger la integridad de sus porteros. Basta reseñar que, en lo que se refiere a los partidos del Campeonato de Liga, el Madrid no consigue mantener su portería virgen desde hace... ¡ocho meses y 20 días!

El pasado 1 de mayo, el Real Madrid, entrenado entonces por J.B. Toshack, derrotó el Espanyol por dos goles a cero, ambos tantos marcados por Morientes. Parecería algo normal, pero lo es menos si se analiza que desde aquella noche, el club con mayor presupuesto de la competición (casi 20.000 millones de pesetas) ha jugado 24 partidos de Liga -los seis restantes de la temporada 1998-99 y los 18 que ha disputado en lo que va de la 1999-2000- sin ser capaz de dejar su portal a cero.

Desde aquel 2-0 al Espanyol (estaba Bodo Illgner de portero), el equipo de Toshack terminó la temporada encajando 11 goles en las seis últimas jornadas celebradas y, esa inercia encajadora, ha continuado en la presente Liga.

En los 18 encuentros que ha jugado el Madrid hasta la fecha, primero con John Benjamin Toshack y, tras su destitución, con Vicente del Bosque, han ido desfilando Illgner, Bizarri y Casillas sin conseguir algo que empieza a parecer un objetivo quimérico: dejar su portería imbatida.

Esos 18 encuentros ligueros se han saldado con 30 goles recibidos, lo que supone un promedio que se acerca a los dos tantos por encuentro. Lo más fuerte del asunto es que de esos 30 goles, 18 los recibieron en el Bernabéu.

En la Copa del Rey, también el Madrid ha demostrado la vulnerabilidad de su portería. Desde el pasado 23-F de 1999, en el que venció al Racing de Santander por 1-0 en el partido de vuelta de los cuartos de final -victoria que no evitó, increíblemente, el despido de Guus Hiddink-, el Real Madrid también ha visto como su defensa ha quedado en entredicho.

En semifinales, el Valencia le endosó, nada más y nada menos, que un 6-0 en Mestalla; y en la vuelta, Piojo López logró el gol del honor en una derrota intrascendente del equipo de Ranieri (2-1), que después terminó conquistando el título en La Cartuja.

Pero entre tanta penumbra, la emergente figura de Iker Casillas ilumina el futuro inmediato de la portería maldita. Sus reflejos, su elasticidad y su entereza en los uno contra uno, le convierten en un valor seguro para lo que se avecina. La consagración de este baby de 18 años, para muchos el portero del siglo XXI, podría permitir al Madrid dar la vuelta a una inercia que empezaba a acomplejar a su equipo. Con Casillas el Madrid sabe, al menos, que tiene portero.

23 julio 2015

El notable Iker Casillas

La Copa dio una tregua a un Madrid coyuntural, que salió de La Romareda en mejores condiciones de las que llegó. Un encuentro bastante absurdo, sin chicha alguna y con muy poco que contar, sitúa al equipo blanco en buena disposición para alcanzar los cuartos de final, aunque el Bernabéu haya dejado de ser una garantía para sus anfitriones.

Salieron los de Del Bosque con el buzo bien ceñido, con el cuello girado hacia su propia portería y el objetivo claro de mantenerse a salvo. El Zaragoza jugó a la medida de un conjunto que pasaba por allí como uno de tantos y se encontró con una noche anodina, propicia para poner de cara la eliminatoria. No es que el equipo «B» diese motivos para la fascinación, pero contó con oficio suficiente en la primera mitad y con un rival corto de concentración y con los humos subidos en la segunda, con un equipo que no ha metabolizado bien el gozoso momento que le toca vivir.

El conjunto de Rojo pretendió siempre más de lo que fue capaz, entregado a un fútbol de pasarela, bastante fraudulento por su escasa productividad. El excesivo celo a la hora de triangular, de buscar a menudo una jugada para la foto, terminó por facilitar el trabajo a la novedosa defensa blanca, ante la que acabaron muriendo las abusivas triangulaciones de Garitano, Milosevic y compañía.

Mientras el Zaragoza se daba importancia, gustándose a sí mismo pero sin entrar de lleno en el partido, el Madrid dejaba en manos de Guti los afanes ofensivos. El centrocampista lanzó guiños a sus incondicionales y a sus críticos: por él pasaron las mejores tentativas para intranquilizar a Juanmi y a él se le debe atribuir la principal responsabilidad de determinados agobios para su portería, con arriesgadas pérdidas de balón en lugares comunes.

En un partido frío, del que se fueron adueñando los locales a medida que los blancos se decidían a refugiarse en su terreno, logró el Madrid lo que pretendía, lo que señalaba al menos una alineación de corte bastante conservador y con jugadores poco habituales. A ello contribuyó bastante un adversario a la baja, falto de imaginación y con Milosevic demasiado lejos del área.

El serbio sabe moverse bien por fuera de la zona de gol, pero no es su cometido iniciar y terminar la jugada, como se vio obligado a hacer de modo permanente. Fue su actuación todo un síntoma de lo que le ocurrió a su equipo, que exhibió una torpeza alarmante ante la portería del notable Iker Casillas. El guardameta del Real Madrid fue lo único notable en un encuentro para el olvido.

Los números empiezan a levantar a un equipo que, sin embargo, no da de sí como para augurar tiempos mejores. La alineación de ayer no es una referencia válida, pero ni siquiera de ella se pueden extraer demasiadas conclusiones positivas.

McManaman y Karembeu abundaron en su progresivo descrédito, en el que tiene algo que ver su entrenador. Sólo el guardameta y el desquicie colectivo del Zaragoza impidieron que a esta hora tuviese que estar apelando a una remontada heroica, de ésas que sucedían en épocas pretéritas, aquéllas en que su estadio era un auténtico seguro de vida.

16 julio 2015

El mal encare de Vicente del Bosque

Lo sabe Vicente del Bosque: «Tenemos un partido encima de otro. No hay más remedio que administrar los pocos entrenamientos que vamos a tener».

Los días se le vienen encima al Real Madrid sin apenas posibilidad para reaccionar. Tras el fiasco del Mundialito, llega el momento de apretar los dientes: tiene que recuperar los tres encuentros de Liga aplazados (Betis, Valladolid y Mallorca -éste se juega hoy-); afrontar los octavos de Copa del Rey (48 horas después de su partido de esta noche se medirá con el Zaragoza); y encarar desde febrero la Liga de Campeones.

«Los jugadores son profesionales y saben que lo que les espera. Espero lo mejor de ellos», comenta un casi hermético Del Bosque.

¿Problemas de personal? Eso parece. Hasta el final de la temporada, si todo sale más o menos correcto, el Real Madrid tendrá que jugar dos partidos por semana. Otro cálculo porcentual: desde que comenzó la campaña 1999-2000, el Madrid sufre cuatro ausencias por semana (entre lesionados e internacionales extranjeros convocados por sus selecciones).

«Por eso las plantillas son tan grandes, para paliar esas cosas. No creo que sea un problema», se empeña Del Bosque, al que no le queda más remedio que hacer de tripas corazón.

Son las consecuencias de un Mundialito que no parece haber dejado satisfecho a casi nadie, salvo al Corinthians.

A la directiva del Real Madrid se le ha quedado la cara mustia. Lorenzo Sanz tenía muchas esperanzas en llegar desde Brasil con un título terapeútico. Ahora, la preocupación es máxima, cercana al abatimiento generalizado. Nada de lo que ha planeado Sanz le ha salido bien desde hace un año y medio. Lo próximo será un último intento para lograr algún fichaje. El plazo de incorporación finaliza en la medianoche de hoy.

Hasta en eso no parece que nadie se ponga de acuerdo. Juan Onieva, vicepresidente económico, dijo hace dos días que el capítulo de fichajes estaba «cerrado», cuando, en realidad, lo que debió decir es que no se iba a abrir, ya que hasta la fecha no ha llegado nadie.

José Martínez, Pirri, mánager general del equipo y, según consta en su contrato, único responsable de esa faceta, dice que se van a apurar todas las posibilidades, aunque no oculta su pesimismo. Y Vicente del Bosque prefiere no hablar de ese asunto para no herir a ninguno de sus jugadores.

Más que nunca, la pelota está en el tejado del vestuario. Sólo si se sacan adelante los partidos se evitará el regreso de la crisis, que ya atacó al Real Madrid durante los últimos estertores de John Toshack.

El equipo blanco tiene 23 puntos, a 14 del líder, el Deportivo. «No me llamen iluso. No renuncio a nada», dice Del Bosque, el que más cree en el equipo.

05 mayo 2015

Código promocional Groupalia

Anunciarse en Groupalia será una buena idea para conseguir atraer más clientela que conozca el local, por lo que llegará a un acuerdo con esta web: por cada entrada vendida el dueño debe abonar un porcentaje a Groupalia. La bolera ganará publicidad, la empresa, dinero de cada cupón de Groupalia , y el cliente podrá ir a jugar a los bolos a la mitad de precio gracias a uno de los códigos promocionales que Groupalia ofrece.




Sin embargo, como los beneficios económicos para este negocio no son muy holgados, no es de extrañar que se recurra a otras vías para ganar más dinero. En este caso, con la entrada a mitad de precio también se ofrece un 20% de descuento en las consumiciones que se hagan en el bar del recinto. Una buena forma para animar a consumir y que hará que los 3 euros iniciales se dupliquen fácilmente.

Una tarde de bolos bien merece recargar pilas. Para completar el fin de semana por 20 euros, Buytheface propone una cena perfecta: dos hamburguesas de 180 gramos, patatas fritas y dos mojitos por 8 euros. Es decir, cuatro euros por persona. Aunque pueden volver a surgir problemas.

Como pasa en la mayoría de páginas de cupones, al recibir la confirmación de compra el cliente deberá llamar al restaurante para hacer la reserva, que puede demorarse hasta 15 días si el local no dispone de mesa.

Qué mejor que un cine tras la cena. Y sobre todo si es por un euro. Este tipo de ofertas también existen en la red, aunque suelen ser muy limitadas. Además, en este caso el principal beneficiario no será la sala de cine, sino la web de descuentos. La publicidad es fundamental también para las paginas de venta colectiva y estas rebajas tan agresivas suelen ser la mejor opción para darse a conocer.

Nombres como Groupon, Groupalia, LetsBonus, Offerum o Buytheface se incluyen ya en la agenda de los que saben ahorrar sin renunciar a lo que más les gusta. Desde hace poco más de un año, organizar cualquier plan de ocio, estética e incluso una escapada, es más rentable mediante cualquiera de estas webs de cupones que lanzan promociones muy agresivas, pero con condiciones.

28 abril 2015

Le faltó poco al Barcelona para ser el mejor equipo del mundo

El Barcelona no pudo cerrar el círculo de su gran año triunfal. Campeón de Liga, campeón de Europa pero no mejor equipo del mundo. 

El honor quedó reservado para un grupo de artistas que mantienen un apasionado idilio en su relación con el balón y que aprovecharon el escaparate de la Copa Intercontinental para exhibir sus habilidades ante los intermediarios que en los próximos meses desmantelarán al Sao Paulo. Raí de Souza Oliveira, hermano del mítico Sócrates, demostró su condición de virtuoso aventajado dentro de una orquesta que no desafinó ni siquiera cuando tuvo que interpretar temas poco comunes en el repertorio brasileño, como la seguridad defensiva y la presión sobre el rival. Hristo Stoichkov, candidato al Balón de Oro, intentó escapar a los efectos mareantes de los sones paulistas cuando en el minuto 12 alzó la mirada, contempló la posición adelantada del portero Zetti y alojó el balón en la red con un certero remate desde fuera del área.

Hasta ese momento, el Barcelona había impuesto su estilo. Los brasileños apenas habían podido coquetear con un balón convertido en propiedad privada de los hombres de Cruyff. La batuta de Guardiola y los toques constantes en el centro del campo a la espera de encontrar una brecha en la retaguardia rival, convirtieron los primeros minutos en una fiesta barcelonista. 

Sin embargo, el Sao Paulo no tardó en conquistar con sus encantos a una pelota que no volvería al redil azulgrana. La elegancia y el buen trato del cuero evidenciado por todos los jugadores del ahora cotizado Tele Santana acabaron por marear incluso a un bloque como el del Barcelona. Muller, un fracasado en el Calcio y un hombre feliz en medio de la samba paulista, comenzó a cambiar el signo del partido cuando a los 28 minutos dejó sin cintura al mejor marcador del fútbol español, Ferrer. El hábil extremo dejó prácticamente sentada a su pareja de baile con un bello recorte en la banda izquierda. 

Esa acción fue seguida por un venenóso centro que sirvió para que Raí comenzara a ganarse el automóvil destinado al jugador más valioso del partido con un extraño remate. Con el equilibrio restablecido en el marcador, el Barcelona todavía pudo aguantar hasta el descanso e incluso tuvo la oportunidad del 2-1 en una acción individual de Beguiristáin. El remate del guipuzcoano fue salvado bajo los palos por Ronaldo Luis. Previamente, Ferrer había hecho lo propio tras una acción de Muller. 

Tras el descanso, la orquesta de Cruyff perdió todos sus instrumentos y la de Santana fue la única que se dejó escuchar. El Sao Paulo combinó su depurada técnica con un impensable rigor defensivo gracias al cual ahogó la iniciativa catalana y los efectos letales del factor Stoichkov. La buena colocación de Andoni Zubizarreta retrasó el desenlace hasta el minuto 80. El portero vasco no pudo evitar que el guante con el que firmó Raí el saque de una falta originara el 2-1 definitivo.

La estrella brasileña tocó en corto hacia Cafú, y éste dejó el balón muerto a los pies del elegante 10, quien con un certero toque alojó el balón en la escuadra. Zubizarreta no pudo ni moverse. El Barcelona, que apenas había llegado a las cercanías de Zetti en toda la segunda parte, ya no tuvo capacidad de reacción. Poco después del descanso, Cruyff había apostado por la rapidez de Goicoechea en detrimento de los constantes balones hacia atrás de Bakero. De nada sirvió el cambio. El Sao Paulo supo taponar todas las vías de penetración y el equipo más ofensivo de Europa dejó sus armas con los cargadores llenos. No pudo utilizar una sola bala.

23 abril 2015

Nueva York próximo destino de Puyol

En el guión de la entrega de los premios Laureus, los máximos galardones del deporte, celebrados este año en Shanghai, no estaba previsto el protagonismo de España. Aún así había finalistas de nuestro ámbito: Marc Márquez, Cristiano Ronaldo o James Rodríguez, el colombiano del Real Madrid. Y en las imágenes de la espléndida coreografía de la gala, seguida por cientos de millones de chinos (eso sí que es un share), aparecían a menudo Messi, Ancelotti y Rafa Nadal, pero ninguno de ellos estaba presente. 

La boutade de Eric Cantona, leyenda del fútbol galo, cuando dijo que el Mundial de Sudáfrica lo había ganado Cataluña y no España, provocó incendios en las redes sociales y atención absoluta sobre este personaje convertido en actor, famoso por su juego y por la patada que le dio a un hincha que le gritó: "Vuelve a Francia con tu puta madre, bastardo".

Cantona soltó en Shanghai lo de Sudáfrica justificando que había 10 jugadores catalanes en el césped y que su abuelo había sido albañil en Cataluña, que llevaba en el corazón. La presencia de Carles Puyol, nombrado nuevo embajador de Laureus en Shanghai, le convirtió en el otro gran protagonista del evento: "Me comprometo a ayudar a jóvenes sin recursos a hacer deporte y devolver a la sociedad todo lo que me ha dado", declaró Puyol, que desveló (a medias) sus posibles planes como entrenador (animado por Fabio Capello). 

El regreso podía ser en Nueva York, donde su pareja, Vanesa Lorenzo, trabaja a menudo y donde conserva su apartamento. La modelo, espectacular con vestido de Ermanno Scervino, convirtió a la pareja en los más fotografiados de la fiesta. En Madrid, los premios Valle Inclán de Teatro, consagraron a Concha Velasco como la mejor actriz del año por su soberbia interpretación de Hécuba. La firma Caramelo, superada su crisis económica y de identidad, regresó por todo lo alto al barrio de Salamanca con nueva imagen y Álvaro de Marichalar entre los invitados. 

Los Marichalar están molestos por esa carta que Álvaro hizo pública, exigiendo a la Infanta Cristina que renuncie a la sucesión al trono de España. "Nada tenemos que ver con semejante arrogancia", comentan dolidos .Y en los premios de la tertulia mujeres devotas de los toros, Las majas de Goya, Adolfo Suárez Illana, lloró de emoción recordando a su padre. Es la otra cara de la fiesta.

21 abril 2015

El Bilbao cae en picado

Al Laboral Kutxa le van las dificultades. Lo lógico, en cualquier equipo, es que el colectivo se resienta cuando faltan dos jugadores que ocupan una misma posición, en este caso los dos aleros: Davis Bertans y Fernando San Emeterio.

 Pero el Baskonia, ya liberado de la Euroliga –muy a su pesar– no sólo no echó de menos a sus treses ayer, sino que logró una victoria apabullante ante el CAI Zaragoza (73-45). Porque no hace falta anotar 100 puntos para lograr un triunfo descomunal. 

Es suficiente con anotar 73 si eres capaz de dejar a tu rival con apenas 45. El conjunto maño sumó ayer su tercera peor anotación de la historia, tras haberse quedado dos veces en 42 puntos. 

Entre Hansbrough, Causeur y Shengelia se ocuparon de llenar el vacío de los dos ausentes. También debutó Haukur Palsson, el alero que está a prueba como posible sustituto definitivo de Bertans. Fue un estreno discreto del finlandés, que ni siquiera anotó en ocho minutos en la cancha.

Desde que perdió en Miribilla, el Baskonia acumula seis victorias en siete partidos, una racha que le ha colocado sexto –igualado con el Valencia, quinto– y a sólo una victoria ya del cuarto, el Dominion Bilbao Basket. Los de Sito Alonso sienten por primera vez que peligra su condición de cabeza de serie, a falta de cinco jornadas para que termine la liga regular. 

Sólo ha ganado uno de sus últimos cinco partidos, frente al Gipuzkoa Basket. La última derrota, este sábado, fue especialmente dolorosa, ya que se produjo en casa y ante un rival a priori asequible el Iberostar Tenerife (83-101). Un mazazo muy duro para los bilbainos del que están obligados a rehacerse cuanto antes, ya que debe enfrentarse a Real Madrid, Barcelona, Joventut, Valencia y Unicaja en este rush final.

También pinta tenebroso el horizonte del Gipuzkoa Basket, que ayer sufrió su quinta derrota consecutiva (74-86) en casa frente a Montakit Fuenlabrada, tras una prórroga. Está ahora mismo a una derrota del descenso, que marca Manresa.