08 septiembre 2014

No hay nada como echar la siesta para cuidar el corazón

Una siesta de entre 20 y 30 minutos disminuye los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares en un 37% y, además, reduce el grado de estrés y tensiones físicas, según una investigación del responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Torrevieja, el doctor Esteban de Vicente.

Este corto periodo de descanso también aumenta la capacidad de concentración del individuo en un 34% y refuerza totalmente su estado de alerta. En los trabajadores por turnos, mejora su rendimiento.

Este experto incide en que el tiempo de la siesta no debe exceder de los 30 minutos ya que, en ese caso, se puede obtener el efecto contrario: una sensación de malestar general y de cansancio mayor al que se tenía previamente. "Dormir una siesta más larga o más tarde de lo recomendado no es beneficiosa, pues afecta a la calidad y duración del sueño nocturno", indicó de Vicente.

Según el doctor, estas personas pueden sufrir sleep inertia, es decir, levantarse embotado, con dolor de cabeza y una sensación no reparadora del sueño. Tampoco es recomendable que personas con insomnio la duerman. Además, recalca que la siesta debe hacerse en determinados momentos del día, preferiblemente inmediatamente antes o después de comer.

Entre los consejos de este experto para lograr una siesta perfecta están el evitar los ruidos y la claridad, así como conseguir una buena temperatura en la habitación. De Vicente también distingue tres tipos de siesta: planificadas, de emergencia y habituales. El primer caso es propio de los días de verano, donde se suele alargar la hora de acostarse por la noche más de lo habitual. Por su parte, una siesta de emergencia sería aquella que el individuo necesita por estar muy cansado y no poder continuar con su actividad. Es recomendable para frenar el adormecimiento y la fatiga a la hora de conducir, por ejemplo.

Las habituales serían las de aquellas personas que tienen por costumbre dormir la siesta todos los días a la misma hora.

El doctor resalta la importancia del descanso para un buen rendimiento diario en el trabajo y en las distintas actividades cotidianas. Por ello, insta a aquellas personas con trastornos del sueño a que acudan a los especialistas para ayudarles a solucionar estos problemas.El Hospital Quirón Torrevieja cuenta con la última tecnología para la realización de pruebas neurofisiológicas, que son capaces de dar el diagnóstico de las alteraciones del sueño y de la actividad bioeléctrica cerebral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario