01 septiembre 2014

La moto autónoma de Google

La multinacional estadounidense Google sigue empeñada en hacer del coche, y especialmente del autónomo y conectado, una de sus líneas de desarrollo más atractivas. Ya ha recorrido con diversos prototipos más de un millón de kilómetros y antes del verano presentó su propio coche autónomo.

Pero ahora va más lejos y cree que es el turno de otro tipo de vehículos, desde los de dos ruedas hasta los camiones.

En concreto, Ron Medford, director de seguridad del programa de conducción autónoma en Google, ha escrito una carta al Estado de California pidiendo permiso para que le dejen probar una nueva moto autónoma en la vía pública.

"Si algún innovador puede demostrar que la tecnología autónoma en este tipo de vehículos es segura, entonces debería permitirse ponerla a prueba", decía en su misiva. Al parecer, sus ingenieros ya han creado un prototipo, que recibe el nombre de ‘Ghostrider’ (conductor fantasma en español). Se trata de una motocicleta capaz de mantener el equilibrio y la dirección sin la necesidad de un piloto y ha sido desarrollada por Anthony Levandowski, un ingeniero de Google que también participa en el proyecto del coche autónomo.

Aunque algunos expertos opinan que EEUU autorizará el tráfico de estos vehículos en unos siete años, los escollos siguen siendo muchos. Los hay de tipo técnico, como el desarrollo de una red de comunicaciones que sea capaz de gestionar el tráfico de miles de coches sin conductor en medio de una gran ciudad. Otros son legales, como la de fijar la responsabilidad en caso de un siniestro. Y, por si fuera poco, el FBI ha realizado un informe donde señala que el coche autónomo podría ser utilizado como una bomba guiada por terroristas. O, al menos, ofrecería ventajas para escapar en caso de una persecución policial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario