04 septiembre 2016

Cosméticos ecológicos se llevan ahora

«Después de trabajar 13 años en una de las empresas pioneras en la distribución de productos biológicos en España, el laboratorio alemán Logocos me ofreció en 2016 la oportunidad de llevar la representación de sus marcas. 

En un inicio el proyecto consistía en promocionar sus productos sin distribución, por lo que empecé en una gestoría que me alquiló el espacio de trabajo. El arranque fue más fácil de lo esperado por mi experiencia comercial, mi conocimiento del sector y la relación calidad precio del producto. 

Especializarme exclusivamente en cosmética bio era un reto muy interesante y de gran proyección, pero a la vez difícil por la complicación que supone posicionar marcas en este sector. Necesitamos mucha argumentación, porque competimos en la estantería con firmas que contienen derivados del petróleo. Por otra parte, no eran marcas muy conocidas, y nuestra labor, incluso ahora, consiste principalmente en presentarlas, sobre todo al consumidor final. Poco a poco, he ido ampliado el equipo comercial, hasta alcanzar las 11 personas que trabajamos en Naturcosmétika en la actualidad. 

Estoy contenta con la evolución que llevamos hasta el momento: somos una empresa pequeña con un crecimiento progresivo y, sobre todo, controlado. Invertimos los beneficios para generar más negocio. Distribuimos en Barcelona, Madrid, la zona Norte y Levante, así que todavía nos queda recorrido. 

Estoy en negociación con el laboratorio para que tenga una participación en mi empresa y, ya que trabajo para ellos en exclusividad, crear un vínculo más directo. 

De momento, me consideran sólo como un cliente que compra su producto y lo distribuye en España. El desarrollo de la cosmética bio certificada en España todavía está por llegar, y por eso queremos mantenernos en tiendas especializadas en cosmética natural. El objetivo principal es seguir disfrutando de nuestro trabajo y, por supuesto, seguir creciendo y generar nuevos puestos de trabajo y ampliar el mercado. La mayoría de los que trabajamos en la empresa son mujeres y soy muy consciente de lo que supone compaginar la vida laboral con la familiar. Nuestro horario se adapta al escolar, y la oficina está en el centro de la ciudad, lo que permite acompañar a los niños al colegio sin necesidad de usar el coche.»

En 2016, con una inversión de 10.000 euros, esta empresaria comenzó a importar en exclusiva los productos 'bio' de un laboratorio alemán especializado en cosmética. Situó su negocio, Naturcosmétika Ecológica, en un céntrico local de Terrassa (Barcelona). Con un crecimiento del 18% anual y una facturación de 940.000 euros, Flo trabaja con cerca de 800 referencias de cinco marcas, con precios de venta al público desde los 2,50 euros de una crema de manos a los 80 que cuesta un 'lifting' facial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario