27 abril 2016

Cuando Nokia era la marca favorita de los españoles

Ha conseguido que Nokia sea la marca favorita de móvil de los españoles y ahora se enfrenta al reto de ocupar el sillón de una de las vicepresidencias del grupo finlandés. 

Esta semana, el fabricante de teléfonos líder en el mundo por cuota de mercado ha anunciado que Marieta del Rivero abandonará en un mes la dirección general de Nokia Iberia para liderar la cuenta global de Telefónica, un operador con más de 253 millones de usuarios en 15 países del mundo.

El cambio ha revolucionado al mundo de las telecos. Esta ejecutiva de 43 años ha dedicado a este sector casi la mitad de su vida y sus movimientos nunca pasan desapercibidos.

Amante del mar, madre y ejecutiva, del Rivero se siente afortunada porque su trayectoria profesional se ha desarrollado en empresas en las que ser hombre o mujer no ha sido determinante para la promoción profesional. «Siempre he tenido la suerte de tener jefes que han primado los resultados por encima del horario», afirma. También ella evalúa su trabajo y ahora que se dispone a dar un paso adelante hace balance de los tres años que deja atrás.

«Hemos conseguido que Nokia sea líder indiscutible, ser la marca preferida en nuestro país y ser uno de los 10 países que más facturan de Nokia a nivel mundial», subraya. No todo son los negocios. Quizá con cierta nostalgia, del Rivero reconoce que además se lleva «grandes recuerdos y también amigos» de esta etapa que cerrará el próximo 1 de mayo, cuando se haga efectivo el relevo y su sustituto, el italiano Alberto Matrone, tome las riendas en España.

En saltar a la vicepresidencia, del Rivero ha tardado menos de un lustro. Esta madrileña aterrizó en el fabricante de móviles en 2004 como directora de marketing y producto, tras haber desempeñado cargos de responsabilidad en Telefónica, la distribuidora Nefitel, Amena (hoy Orange) o Xfera (consorcio que ganó la licencia de telefonía con la que opera Yoigo).

Los negocios no le han impedido formar una familia y cuidar de sus hijos (un niño de cinco años y una niña de nueve). Tampoco han conseguido que deje de practicar su deporte favorito: la vela. Del Rivero reconoce que cada vez que puede se escapa a navegar con su barco Timoteo. Pero es en casa, con su marido, donde esta mujer optimista y natural tiene su mayor apoyo. «Es mi gran admirador», confiesa.

La conciliación de la vida familiar en la dirección de una compañía aún sorprende a algunos. Sin embargo, del Rivero insiste en que en pleno siglo XXI es algo que está al alcance de todos. «La tecnología ha hecho que la flexibilidad de horarios sea posible en grandes y pequeñas empresas», señala.

Gajes del oficio, durante estos tres últimos años a Marieta del Rivero ha sido común encontrarla probando algún prototipo de móvil antes de su lanzamiento al mercado. Todos los dispositivos que han pasado su examen han cumplido con dos requisitos: «facilidad de uso y una excelente experiencia de usuario». Estas características son dos de las claves del éxito de los teléfonos diseñados por el finlandés, también en tiempos de crisis.

En un momento en el que la marca blanca está ganando terreno con la excusa del ahorro, esta ejecutiva no teme que los móviles anónimos roben cuota de mercado a su compañía. «Vamos a seguir apostando por la marca porque somos líderes en todos los segmentos con dispositivos para todos los bolsillos», explica.

Del Rivero avanza que Nokia no abandonará ninguna gama, ya que el éxito de los sofisticados smarphones no es pasajero, aunque habrá consumidores que prefieran la sencillez. «El mercado de telefonía móvil se va a polarizar y por eso es tremendamente importante estar presente en todos los segmentos», explica.

Tampoco se asusta al oír hablar de su mayor rival, el iPhone.La responsable de Nokia Iberia comenta que al igual que pasa en la moda, en telefonía móvil hay tendencias. Primero fueron los teléfonos de concha, luego los slider con una tapa que se deslizaba y el último año, ha sido el de la pantalla táctil.¿Qué vendrá después? «El 2016 será el año del móvil touch screen (pantalla táctil) con teclado qwerty», asegura después de reconocer que ella se maneja con las teclas de toda la vida mejor que con los nuevos teclados digitales, aunque le gusta la pantalla táctil para navegar. Con esas preferencias, el teléfono de alta gama que Nokia lanzará antes del verano, el N-97, podría convertirse en su móvil favorito.

La primera vez que Marieta del Rivero vio un teléfono móvil fue en Hong Kong, en los años 90. «Fue en un viaje de trabajo y recuerdo que me quedé sorprendida de ver cómo la gente hablaba por la calle», cuenta. El dispositivo que ha revolucionado las comunicaciones acababa de nacer y su apariencia de ladrillo nada tenía que ver con la de los refinados teléfonos con cámara de fotos, internet y GPS que hoy están al alcance de todos.

En aquellos años, del Rivero ya conocía los entresijos del mundo de la tecnología y las telecos, pero probablemente no sospechó que algún día llegaría a la vicepresidencia de un gigante mundial en telefonía móvil.

El celular revolucionó la comunicación y ahora se dispone a transformar el mundo digital con la llegada de la banda ancha y la guerra que el smarphone ha declarado al PC. «Internet móvil está cambiando nuestras vidas y no hay marcha atrás», sostiene esta experta en el sector. «Pasamos de internet a mi internet, donde puedes personalizar tus contenidos», añade.

Este proceso ha obligado a Nokia a saltar a los servicios. Un cambio de estrategia que ha despegado con el lanzamiento de la tienda on line Nokia Music Store o de N-Game para la descarga de juegos. También en esta apuesta, destacan los servicios de localización y GPS con Nokia Maps.

«La movilidad tiene un valor adicional para el consumidor. Estamos viendo que no le importa pagar por descargar música con el móvil, algo que no está dispuesto a hacer con el PC».

Del Rivero vivirá ese cambio desde una posición privilegiada.En su mano estará negociar con la operadora que preside César Alierta la comercialización de nuevas tarifas y terminales, así como prestar su apoyo a la incorporación de nuevas tecnologías necesarias para sacar más partido al universo de internet.

Reconoce que le entusiasma el nuevo reto y afirma que es un «gran honor» que le confíen esta nueva tarea. «Estamos en un momento de la industria muy interesante, en donde se están definiendo los ecosistemas futuros y este paso me motiva especialmente», declara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario