21 marzo 2015

Ya están jugando Messi y Ancelotti

Luis Enrique rehuyó entrar en el debate acerca del clásico durante la semana. Como dijo en la víspera del encuentro con el Manchester City, únicamente le preocupaba el partido de Champions. 

Pues bien, una vez concluido con la clasificación del Barcelona, el técnico y el resto se sitúan en la cuenta atrás de un choque clave para el desenlace del torneo. 

Siempre lo es, pero la distancia de un punto que separa a azulgranas y madridistas, permite que la cabeza de la Liga pudiera alterarse en función del resultado, en concreto, por una victoria del Madrid.

El Barcelona se impuso con convicción y un buen Messi, pese al penalti errado al City, que realmente no acabó de creer en la remontada. Tampoco lo permitió el anfitrión, bajo el liderazgo de su genio, en uno de sus mejores momentos. Sobre eso le preguntaron en Canal Plus. Ironizó: "He pasado de estar hecho un desastre a mi mejor momento en muy poco tiempo, ¿no?". Se reivindica feliz –"estoy disfrutando"– y amenaza: "Vienen cosas importantes". 

En primer lugar, señaló al Madrid, claro. Y con discurso contenido, subrayó: "Cuando parece más débil y dicen que está bajo, más peligroso es".

La forma de resolver el pase a cuartos de ha sido más favorable para los azulgrana, dada la inesperada agonía del Madrid ante el Schalke, en el peor partido de la temporada, muy preocupante si se enmarca en la tendencia que el equipo desde el parón navideño. 

Contra el Levante, el domingo, tomó aire, y positivas fueron las sensaciones de Modric, al contrario de las de Ronaldo. Todo suma para elevar el ánimo. Y en eso pensaba Ancelotti cuando invitó a sus jugadores a una mariscada, ayer tras el entrenamiento.

Dada la evolución del Barça hacia un juego más directo y la necesidad del Madrid de ganar para tomar la cabeza, ¿quién tomará la iniciativa?, ¿cómo la ejercerá? La inserción de Suárez, que libera a Messi y a Neymar, ha restado protagonismo al centro del campo mientras el Madrid busca certezas en esa zona. Quizás Barça y Madrid no se hayan parecido nunca tanto en los últimos tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario