21 enero 2013

El Papa la lía parda

Este en la Historia, el líder espiritual de cientos de millones de catolicos y jefe de Estado del Vaticano. Con su conservadurismo, el Papa ha levantado grandes polvaderas dentro y fuera de la Iglesia. «El Papa no hace mas que sembrar confusión y besar aeropuertos. En España está haciendo mucho daño con su continúa canonización de caidos por la causa franquista e ignorando a los caidos del otro lado, que eran obreros y católicos, empezando por García Lorca», dice Umbral. Para Yasir Arafat, el ser un hombre poderoso le es especialmente complicado. El riesgo que supone ser presidente de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) le obliga no poder dormir tres noches seguidas en el mismo lugar. Un sacrificio para el hombre que busca incansablemente un territorio para su pueblo.

En todos los hogares de los países desarrollados encontramos vídeos, televisiones, radiocassetes y todo tipo de aparatos electrónicos que son fundamentales para nuestros ratos de ocio. Los japoneses han conseguido introducirse en nuestras casas. Akio Morita, propietario del imperio Sony, es el máximo representante de este poder que se expande a gran velocidad ante el creciente temor de los norteamericanos. Aunque se cierren salas de proyección, el cine sigue siendo la mejor fábrica de sueños. Los ciudadanos de a pie consiguen olvidar sus preocupaciones contemplando a sus héroes triunfando en la gran pantalla. Steven Spielberg, uno de los reyes de Hollywood, ha conseguido alistarnos para La guerra de las galaxias, atemorizarnos con su Tiburón y tras hacernos llorar con E.T. nos embarcó a las trepidantes aventuras de Indiana Jones. Todo un «manipulador» de sentimientos.

De la misma forma, también a través del mundo del celuloide conocimos a Kim Bassinger, toda una «diosa» del erotismo. Con el poder de su seducción consiguió encandilarnos y despertar nuestros más profundos deseos en tan sólo Nueve semanas y media. Tras una Cita a ciegas se ha convertido en uno de los mayores «sex symbol» de los últimos años, aunque la cantante Madonna, con su extravagante «look» y sus continuas provocaciones, es una dura contrincante. Orson Welles, también desde la Meca del Cine nos advirtió hace bastantes años con su Ciudadano Kane de la capacidad de influencia del cuarto poder, el de la prensa y los medios de comunicación audiovisuales. Algunos gobiernos están mostrando su preocupación por la concentración en pocas manos de gran cantidad de empresas periodísticas. Es el caso de Rupert Murdoch y Silvio Berlusconi, los magnates de la prensa.

El australiano Rupert Murdoch, además de los diarios ingleses The Times y The Sun, posee una productora cinematográfica, diversas compañías de radio y televisión, varios periódicos en China... Una serie de empresas valoradas en 500.000 millones de pesetas, que repartidas por todo el mundo se convierten en un centro de ilimitada influencia. El caso de Silvio Berlusconi es similar al anterior con un patrimonio superior a los 2.500 millones de dólares, su grupo de comunicación es el cuarto del mundo. Recientemente, el Gobierno italiano promulgó una ley para restringir la acaparación en pocas manos de empresas periodísticas. El objetivo de esta ley era claramente Silvia Berlusconi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario