28 octubre 2011

Yoigo internet

Con el codigo Yoigo, las promociones estarán al alcance de un click. Yo me pedí hace poco un Sony Ericsson Z610, al que ya le tenía echado el ojo hace un tiempo, lo compré por internet, no tuve más que rellenar los datos para el envío del móvil, la dirección y esas cosas y listo.

Al precio del móvil se le sumaron los gastos de envío que eran unos 4 euros, el movil me lo dieron con 20 euros de saldo. Una vez que has terminado de realizar el pedido te dicen cuando comunicarán contigo, para preguntarse si lo quieres por la tarde o por la mañana, yo creía que tardarían mucho más tiempo en llamar, pero que va, me llamaron en dos días, les dije cuando tenían que traermelo y lo tuve en mi casa puntualmente. Además de que las tarifas son mucho más baratas que las demás compañías, mi trabajo me costó echar un rato viendo y comparando otras compañías online antes de decidirme por Yoigo.

El campamento Edimburgh -o Edi, como lo llaman los soldados- se encuentra en la provincia de Helmand, uno de los principales bastiones de los talibán en el sur de Afganistán. Los helicópteros de evacuación médica americanos destacados allí cubren los distritos de Musa Qalah, Sangin, Kajaki y parte de Nowzad, que es una zona relativamente reducida, pero donde nadie quiere estar destinado.Los militares estadounidenses la han bautizado con el nombre de «la tierra donde nadie tiene piernas», porque cuando los soldados salen a patrullar, casi siempre alguno pierde una extremidad como consecuencia de los artefactos explosivos. En cualquier lugar puede haber una bomba escondida bajo la tierra. Los talibán siembran cada día campos y senderos.

Este año, Estados Unidos ha conseguido reducir su número de bajas en Afganistán -llevan 376 muertos a fecha de ayer; en 2010 hubo 499-, pero han aumentado los militares heridos, sobre todo por amputación. El Ejército hizo público un informe en septiembre en que alertaba que ese crecimiento ya se inició en 2010, y que este año la tendencia es la misma o incluso peor. Desde enero, 147 militares estadounidenses han perdido alguna extremidad, a veces dos. Setenta y siete sufrieron doble amputación. En 2010 el número total de amputados fue 187. Y en 2009, 86. El cabo primero Zack Menzie acaba de evacuar a un militar afgano al que un artefacto explosivo le ha arrancado un pie de cuajo.

Al soldado se le podía ver el hueso de la pierna mutilada, sin pie. «Ni cifras ni imágenes pueden explicar cómo te sientes, ni tampoco la cantidad de pensamientos que pasan por tu mente cuando estás aquí», comenta el paramédico Hayes. Menzie asiente con la cabeza, con cara de abatido. «El soldado intentaba alejarse de un sitio donde había un artefacto explosivo enterrado, pero al hacerlo, pisó encima de otro».

No hay comentarios:

Publicar un comentario